La cultura de paz se construye desde una cultura de inclusión – Colegio de Profesionales en Psicología de Costa Rica

COLEGIO DE PROFESIONALES EN PSICOLOGÍA DE COSTA RICA

La cultura de paz se construye desde una cultura de inclusión

Fecha Publicación: 17/05/2020

Día Internacional contra la homofobia, la lesbofobia, la transfobia y la bifobia

El 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la homofobia, la lesbofobia, la transfobia y la bifobia con motivo de la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades establecida por la Organización Mundial de la Salud. Este hecho se dio en el año 1990 y desde ese año se conmemora este día, a fin de celebrar la diversidad sexual humana y promover acciones para la sensibilización y educación de las sociedades respecto de los derechos humanos de las personas con orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género no heteronormativas.

 

Así mismo, el 17 de mayo tiene como objetivo visibilizar la necesidad urgente de proteger y garantizar justicia, igualdad y equidad a cada persona sin que sea discriminada, denigrada, agredida o violentada en razón de su orientación sexual, identidad o expresión de género.

 

Ciertamente el uso del término fobia en este contexto ha desencadenado importantes debates sociales; no obstante, el mismo ha sido acuñado por las Naciones Unidas a fin de señalar las acciones de personas, sociedades y Estados que llevan a la intolerancia de la diversidad sexual y ya nuestro Colegio se ha posicionado en este respecto al señalar que “la homo-lesbo-bi-transfobia refiere más a un constructo que caracteriza un fenómeno social en el que personas son estigmatizadas y discriminadas por su orientación sexual e identidad de género, es decir por no responder a estándares heteronormativos que niegan o patologizan la existencia de las diversidades sexuales” (CPPCR, 2019).

 

Así, el uso de dicha palabra denota intolerancia y discriminación, más que el término estricto de miedo. Aunque sobre este último, también existen críticos que consideran que las conductas de intolerancia hacia las personas con una sexualidad diferente a la heterosexualidad puede ser considerada como un miedo irracional reforzado desde la estructura sociocultural.

 

El fiel espíritu de la Declaración Universal de los Derechos Humanos versa sobre el fundamento de que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad, con las mismas libertades e igualdad de derechos ante la ley. Por tanto, toda ley, política y práctica discriminatoria en razón de la orientación sexual, identidad y expresión de género, no tiene cabida en una sociedad democrática.

 

Consecuentemente celebramos la conquista jurídica de las personas LGTBI+, en cuanto al reconocimientos del matrimonio igualitario como un derecho inviolable y el cual será una realidad en Costa Rica a partir del próximo 26 de mayo. Con esto se logra el acceso a todos los derechos hasta entonces reservados exclusivamente para las parejas heterosexuales.
Además, en correspondencia con nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos y la salud mental de todas las personas, como Colegio de Profesionales en Psicología de Costa Rica hemos emitido nuestro criterio en cuanto a eliminar y sancionar cualquier práctica orientada a la “reorientación sexual” de las personas no heterosexuales (conocidas como “terapias de conversión”) dentro del ejercicio profesional de la Psicología, por cuanto se trata de prácticas antiéticas que carecen de validez científica y se sustentan en imperativos religiosos, a la vez que, constituyen actos de violación a los derechos humanos.

 

Este 17 de mayo reafirmamos nuestro compromiso con el respeto a la dignidad humana, así como a la defensa y garantía de todos los derechos humanos para todas las personas en la diversidad humana.